No operar, la importancia de quedarse a cero.

No operar es clave, tanto o más que encontrar una buena entrada, gestionar bien una posición o salir en el momento justo, (me estoy refiriendo a operativa intradia).

Desde hace unos meses, estoy muy metido en un cambio de mi operativa en intradia y los resultados son buenos, excepto un mes el resto he tenido unos resultados muy buenos. Ahora que ha pasado un periodo de tiempo más o menos grande y analizando y comparando con mi operativa anterior, creo que el cambio más importante es ha sido el no operar, también entendido como no sobre operar.

Todos hemos tenido momentos de locura en los que hemos hecho 20 operaciones en un día, dejando de lado esta situación que no es la situación normal, muchas veces tendemos a operar en exceso. Con este cambio de paradigma (paradigma personal) creo que he dado un paso más. Creo que por eso tengo que comentar en un artículo a que me refiero con no operar.

No operar, muchas veces es no perder.

Parto de la base que la gente tiene un sistema, el que sea y que se siente cómodo con él. Esto es importante porque sino todo se derrumba como un castillo de naipes. Partiendo de esta base, creo que cuando nos damos cuenta de esta situación nuestro trading evolucionará a un paso superior.

No operar

Para evitar sobre operar en el mercado lo primero que necesitamos es la disciplina, pero aquí ya entramos en conceptos “mágicos” que resultan muy bonitos cuando los leemos pero luego cuesta una barbaridad aplicarlos. Para intentar no operar más de la cuenta voy a proponeros varios trucos que pueden ser útiles para no operar en exceso.

1) Pérdida máxima de 50€ por día (esta cifra puede y debe variar en función de cada uno, yo he escogido 50€ por escoger una). – Si se llega a 50€ negativos no operar más.
2) Dos operaciones negativas aún sin llegar a mi límite de pérdidas – No operar más.
3) 3 operaciones como máximo por día. Después de 3 operaciones, no operar.
4) Si en esas 3 operaciones no se consigue el objetivo de beneficio, no operar más.
5) Cada 30 minutos levantarse de la mesa, dar un paseo, ir a la cocina o a tomar el aire, aunque solo sea por 5 minutos, de esta manera descargamos la espalda y desconectamos.

Radical – Esta última puede sonar radical, pero es una manera de castigarnos a nosotros mismos. Si por algún motivo no cumplimos estos parámetros nos auto impondremos no operar durante un día entero, si el martes hacemos el tonto y no respetamos lo dicho, el miércoles no podremos operar. (Esto es muy muy difícil, los que hacéis day trading ya me entendéis). De esta manera nos esforzaremos en concentrarnos, respetar nuestras reglas y avanzar. Intentarlo durante unos días y comprobareis como mejora vuestro nivel de exigencia y vuestra operativa.

Los que me conocéis me habréis oído decir que no operar es una posición, podemos estar largos, podemos estar cortos y podemos no hacer nada, muchas veces, no hacer nada es la mejor de las opciones.

Si has encontrado interesante este artículo quizás también te interesen los siguientes:

Ganar en trading: 9 cosas que NO hacen los traders ganadores

Los 5 mejores libros de trading

La evolución del trader